sábado

El Chapa

Si, le sabemos el nombre, pero todos lo conocemos como el Chapa y tiene historia fea, por eso lo ves así. Ahora esta sucio, rotoso, pero hace unos dos años atrás el chabón laburaba de peón de fábrica, lo veías bien atendido por su jermu, tenía guita para ir a la cancha los domingos y claro, con su metro ochenta, ese pelo negrazo y los ojos azules, las minitas le sobraban "...Estefiiiiiii" , pero a él le gustaba ir a la cancha más que nada...

Cantora de Tangos

I
-Claro muchachos, dieron justo en el clavo al venir a preguntarme a mí. Yo conocía a su familia desde antes que ella nació. Vivían allá por Barracas. Después el destino nos mantuvo siempre cerca y fui testigo de todo lo que ella llegó a ser. Lástima que hoy tenga que viajar a Lincoln sino hasta fotos les traía, pero vivo como a media hora de acá y falta poco para que salga el tren. Pero por favor, sé que ustedes no vinieron por mi historia sino por la de la cantora. Escuchen:

Autorretrato

¡Uy...qué difícil va a ser esto!

Debo realizar un acto de magia y en pocos segundos comenzar a transformar esta página en blanco en un espejo y tenerlo listo para el taller literario de Mariano este jueves.

¡Pero si ni siquiera sé en qué tipo de espejo hay que convertirla!

¿Aquel común, sin biselado que descaradamente imita cada uno de mis gestos y duplica cada parte de mi anatomía?

Ese es el espejo que desde siempre conozco y en el que siempre rehúyo verme.

Un globo lleno de hidrógeno

(Cuento de la serie "Historias de nunca acabar")

Desde Pico Truncado, Provincia de Santa Cruz, Capital Nacional del Hidrógeno, escribo estas líneas que...
-“Pa” ¿que es el hidrógeno?- preguntó "Ella"
-Ufa...me ves que empiezo a trabajar y comenzás a interrumpir -protestó “Pa”.
Cabello negro, tez trigueña, excoriaciones en ambas rodillas flacas por caídas de la bici, remera y bermuda, ojos marrones, dentadura con agujeros por los dientes de leche faltantes, es lo menos parecido a “El Principito” que hay, pero como él, cuando formula una pregunta